Entrevista a Valentina Dalla Corte

Ser mujer en el entorno profesional del café

(Traducción de la entrevista a @vale.dc en @redazione_bargiornale)

 

 

La fundadora de Dalla Corte Ibérica habla de su camino en el mundo laboral, desde las mal entendidas actitudes masculinas cuando se trabaja en dirección, hasta la complejidad de conciliar los roles de trabajadora y madre, y su compromiso en la asociación Dona Cafe.

 

(Es la continuación de la propuesta de las aportaciones de los profesionales entrevistados por la concienciación desde el artículo “¿Confiarías en una barista?” publicada en el número de marzo de Bargiornale, revista italiana del sector.

Toma la palabra una profesional que ha encontrado el éxito fuera de las fronteras : Valentina Dalla Corte, fundadora y responsable de Dalla Corte Ibérica).

 

“Empecé en el mundo del café hace 10-11 años, tras estudiar psicología. Durante un año colaboré con Dalla Corte en Italia, entonces me preguntaron si quería viajar a España para controlar la distribución de nuestro productos allí, y así partí hacia la aventura. Me gustó el ambiente, y quería intentar adentrarme en una nueva realidad. La idea principal era quedarme durante 1 año, periodo que se ha ampliado hasta hoy, después de más de 10 años.”

 

¿El hecho de ser mujer ha acarreado dificultades durante el trayecto?

 

“Ser una mujer y joven son factores que al principio me crearon ciertas dificultades al entrar en el sector. En algunos momentos incluso tuve que aceptar actitudes que ahora no consentiría. A veces me trataban como a una cría, únicamente “me excusaba” mi apellido. Mi primera reacción fue la de adoptar actitudes masculinas, porque pensaba que sería la única manera de ser aceptada. Rápidamente me di cuenta de que ese no era el camino correcto: mi profesionalidad no debería ser cuestionada por mi género y por eso no tenía porque comportarme como un hombre; fue un camino difícil en el que puse mucho empeño, hasta que lo conseguí. El nuevo reto que estoy afrontando es el de la maternidad: no es fácil conciliar los roles de trabajadora y madre, porque la mujer tiene un papel clave en la educación de sus hijos y la gestión del hogar. A pesar de tener un compañero muy colaborador, hay ocasiones en las que se tienen demasiadas responsabilidades y es difícil dedicar tiempo de calidad a todo. A mi hija le quiero prestar la mayor atención posible, como a mi negocio. Este perfeccionismo en mi familia como en mi empresa requiere un gran esfuerzo físico y humano”.

 

¿Crees que las mujeres pueden aportar más en el mundo del café?

 

“Las mujeres pueden dar mucho en el mundo del café, sobretodo en cuanto a la complejidad y la capacidad de entrar en sintonía con quien tienen delante: lo que distingue el enfoque femenino del masculino es nuestra empatía, somos capaces de hacerlo por naturaleza. Estas cualidades pueden aportar mucho al negocio, a todos los niveles. Ir a un país de origen y comprender cómo viven las personas de allí, intentar llegar al fondo de las necesidades de toda la cadena, ser muy precisos y holísticos. Las mujeres poseen una visión amplia, y esto a la larga ayuda a crear proyectos interesantes. Por mi parte fundé y codirijo una asociación dedicada a las mujeres y al café: Dona Cafe. Tenemos tres objetivos, promover el consumo del specialty coffee, aportar la presencia de mujeres con cierta profesionalidad al el mercado y ayudar a aquellas personas que no tienen trabajo ni la oportunidad para asistir a cursos de formación, con el fin de dar la oportunidad de encontrar un trabajo y una vida digna a quien tiene más dificultades. Se trata de un proyecto complejo que requiere fondos, tiempo y energía”.

 

¿Como puedes hacer todo esto?

 

“Aprendí a no perder el tiempo. Ser determinados a veces conduce a ser desagradable, busco no tener que llegar a este límite y hacerlo sin perder la humanidad. La creatividad siempre ha sido útil, me gusta crear, pensar, hacer proyectos. Me gustaría involucrar a las mujeres en todas las actividades que puedo ofrecer, porque creo que es el momento histórico justo. Cualquier prejuicio y machismo en las empresas se han quedado antiguos.”

 

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar